Tubo Capilar, Un Pequeño Gran Invento

tubo capilar

El área científica, especialmente las prácticas de laboratorio son realmente extensas y muy variadas. Tantos objetos de estudio como métodos y procedimientos a emplearse pueden ser altamente alternables. Es por esta razón que existe una alta diversidad de materiales de laboratorio, ya que cada uno es adaptado a una necesidad específica. El tubo capilar ha sido el pequeño gran invento de los materiales de laboratorio. Descubre lo versátil que puede ser el tubo capilar y por qué ocupa el puesto número 23 del ranking.

¿Qué es un tubo capilar de laboratorio?

Se conoce como capilar a un tubo de longitud reducida y diámetro de un tamaño muy pequeño. Recibe este nombre ya que debido a su característica de diámetro pequeño favorece o demuestra el efecto de capilaridad. La cual no es más que la ascensión de un líquido a través de un tubo fino por las fuerzas de cohesión y adhesión con la superficie.

tubo capilar

Otras teorías reflejan que su nombre proviene de la similitud que posee con el diámetro o espesor de un cabello. Pueden encontrarse hechos de diferentes materiales como lo son: cobre, aleaciones metálicas y el más común vidrio.

Características del tubo capilar laboratorio

  • Fabricado en diversos materiales de acuerdo con su uso.
  • Son una sección circular bastante estrecha.
  • Posee alrededor de un (1) milímetro de diámetro.
  • Conduce fluido en su interior por capilaridad.
  • Su nombre se asocia con el parecido al grosor de un cabello.
  • El tubo capilar de laboratorio su diámetro mide entre 0.5 mm a 3mm, mientras que el tubo capilar de refrigeración oscila entre 1cm a 6cm.

¿Para qué sirve el tubo capilar de laboratorio?

En laboratorios experimentales el tubo capilar de laboratorio se emplea en la medición de la temperatura en la que se funde una sustancia. Es decir el punto de fusión. En otro tipo de laboratorios como el laboratorio clínico se emplea el tubo capilar para medición del hematocrito. Lo que se refiere a la medición del paquete globular que se separa de la sangre completa a través de la centrifugación. En laboratorios químicos se utiliza para demostrar las propiedades de la capilaridad.

Capilaridad: ¿Qué es?

La capilaridad es una propiedad de los fluidos que depende de su tensión superficial. Esta tensión depende, a su vez, de la cohesión del fluido, la cual le confiere la capacidad de subir o de bajar por un tubo capilar. En resumen es la capacidad de movimiento de un líquido por un pequeño tubo. Lo que puede ocurrir en dirección horizontal e incluso vertical, incluso contra gravedad.

<

Esta propiedad o acción se genera debido a la relación de las fuerzas entre moléculas tanto de la superficie como del líquido.

Fuerzas que intervienen en la capilaridad

La capilaridad aunque se conoce como un suceso simple, en realidad incluye una serie de fuerzas que permiten que esto sea posible. Entre ellas tenemos:

Cohesión

Es aquella que permite que las moléculas de algún líquido se peguen a las paredes del tubo capilar.

Adhesión

Es la propiedad que le permite a las moléculas de ese líquido mantenerse unidas o adherirse a cualquier otra sustancia.

Tensión superficial

Es aquella que permite mantener la superficie intacta y la formación del menisco cóncavo o convexo. Los cuales se forman dependiendo de si la cohesión es mayor a la adhesión los meniscos son convexos. Si es el caso contrario donde la adhesión es mayor a la cohesión el menisco resultara cóncavo.

Ventajas del uso del tubo capilar de laboratorio

tubo capilar

En muchos laboratorios prefieren los tubos capilares sobre otros equipos de expansión debido a:

  • Son económicos.
  • Fáciles de manipular y manejar.
  • No poseen piezas móviles.
  • Son simples sin depósitos solidos ni líquidos.
  • Son desechables por lo que no existe riesgo de contaminación cruzada.

El tubo capilar aunque parece un material de laboratorio simple, es uno de los instrumentos mejores pensados dentro de este ámbito. Su basamento físico en las propiedades de los líquidos resulta maravilloso, además de funcional. Es por estas razones que ocupa el puesto número 23 del ranking de los 30 mejores materiales de laboratorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *